Hay cosas que las personas no te dicen, pero son cosas que las encuentras hasta que las experimentas por tu cuenta:

 

 

1 No estudies lo que te gusta; estudia algo que te deje dinero.

 

2 La felicidad es una vida sin problemas.

 

3 Algunas personas tienen talento para alcanzar el éxito.

 

 

Nos repiten tanto las cosas que terminamos aceptándolas. Con esto creamos un guion invisible que rige nuestra vida. Y con este guion invisible aceptamos la vida que nos toca, en lugar de construir la vida que deseamos.

 

¿Es difícil construir la vida que deseamos?

 

¡Por supuesto! De otra forma, las quejas no existirían. Todos estuviéramos fundidos en un abrazo cantando y bailando. Pero no. No es así.

 

Quienes te dicen lo anterior, realmente lo creen. Y moldean su vida pensando que la realidad es imposible de cambiar. Debes saber que es posible retar la realidad todos los días y borrar esos guiones invisibles.

 

La realidad se reta con tus acciones.

 

Lo primero es tomar conciencia de la abundancia en el mundo. Y no, no te hablo de escribir en un diario planas y planas “yo merezco la abundancia”.

 

De hecho es más simple que eso. Sal a la calle. Y observa a todas las personas en movimiento. Observa a todos los vehículos en movimiento.

 

¿Notas algo?

 

La clave es el movimiento.

 

Si te conformas a aceptar que, tu realidad o tu destino es crecer, estudiar y vivir en el mismo lugar; entonces tendrás problemas. El que no se mueve se estanca. Lo siento. Las oportunidades no vendrán (o al menos no tienen porque) a tu ciudad, a tu colonia o a tu casa.

 

¿Es duro lo que te digo?

 

Es más duro sentir que la vida se escapa y no haces nada de provecho. Créeme que es un sentimiento que no deseas experimentar.

 

 

Ahora observa a las personas que tienen los mejores sueldos o las mayores ganancias. Todas son expertas en su trabajo. Todas llegaron al primer nivel porque aman lo que hacen. ¿Te imaginas a Messi odiando el futbol? Messi ama el futbol. Ama quedarse practicando más de lo que el entrenador le indica. Aquí es donde la actitud crea una línea entre los ganadores y el resto de los mortales. Messi tiene la actitud.

 

 

¿Cómo se alcanza el nivel más alto, el nivel premium?

 

Te doy algunas pistas diciéndote lo que no se debe hacer:

 

Las personas en el nivel premium no se la pasan criticando a su jefe a sus espaldas. Eso es bajo. De bajo nivel. Yo lo hice y no obtuve ningún resultado. Sólo desperdicié tiempo. Criticar a tu jefe es sencillo. Es sencillo como criticar al torero fuera del ruedo. Desde la seguridad de las gradas. Sin el riesgo de enfrentarse al toro.

 

Las personas en el nivel premium no se preocupan por lo que dicen los demás. Se entrenan para dar valor desmedido en sus acciones. Dejan que sus acciones muestren al mundo sus intenciones.

 

Las personas en el nivel premium son coherentes. Hacen lo que dicen. Andan el camino en lugar de señalarlo a los demás.

 

Las personas en el nivel premium construyen sistemas y procesos, cuales peldaños de una escalera que los llevará a la cima.

 

Para ser una persona con una actitud premium, debes imitarlas.

 

Entonces haz tu proyecto con la misma intensidad.

 

Escribe tu reporte con la misma actitud.

 

Construye tu vida con el mismo material.

 

En lugar de una solución, propón diez.

 

Mientras los demás corren tal gallina sin cabeza, ten siempre la serenidad de ofrecer una respuesta.

 

Esto no es magia. Esto es práctica. Esto es actitud. Esto es ejecución.

 

Ahora termina de leer y haz lo que tienes que hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *